Los errores más comunes a la hora de adelgazar

Adelgazar, palabra que a mi me da un poco de repelus, pero que es más usada de lo que deberíamos. Adelgazar es un término que conlleva muchas cosas, pero siempre que sea de una manera saludable y por temas de salud y controladamente es algo bueno.

Pero sin duda cometemos errores que tenemos que tener en cuenta. Vamos a repasar algunos de ellos.

Los errores más comunes a la hora de adelgazar

Los errores más comunes a la hora de adelgazar

Como ya os decía el primero siempre es llamar al proceso dieta, una palabra que ya solo el usarla nos trae una sensación de pasarlo mal, de tener que reprimirnos y de una temporada de tu vida en la que para conseguir esos resultados que esperamos pensamos que vamos a dejar de comer muchas cosas. Y en parte puede ser así pero no hay nada mejor que aprender a comer para conseguir nuestras metas de una forma más orgánica y entendiendo el proceso.

El siguiente sin duda es hacer estas dietas sin un profesional de la mano. El tener a un experto nutricionista o dietista que nos aconseje y nos enseñe a comer es la mejor manera de no salirnos del camino y llegar a nuestra meta.

También es interesante tener un poco de privacidad con el tema. Siempre hay algún comentario de más cuando comentas que estas a dieta. Aunque la reacción es diferente si comentamos que estas aprendiendo a comer bien. Entonces a todos les interesa mucho más y seguramente te sentiras más motivada.

Se constante, no tengas un momento específico donde empezar a cuidar tu alimentación. Hazlo desde ya, no esperes a mañana, la semana que viene o el mes que viene. Cuanto antes empieces antes verás resultados.

No hagas dietas extremas que prometen resultados en pocas semanas. Toda pérdida de peso tiene su proceso y su tiempo para poder ver resultados positivos y duraderos. No creas en las dietas milagro que solo hacen un efecto yoyo en tu cuerpo que puede provocar a largo plazo problemas de salud.

Puedes tener un día de vez en cuando el llamado cheat meal, ese día en el que te pasas y que comes lo que quieras sin problema. Yo lo llevaría más a una comida de un día a la semana, de esta manera saciarás esas ganas de comer algo menos controlado y no será un exceso demasiado incontrolable como si hacemos un día entero de comida insanas.

También es importante no controlar tu peso diariamente. No te peses todos los días, esto es solo una forma de desmotivación, porque dependiendo del día, de los líquidos que hayas ingerido, de la sal, de otras situaciones de tu cuerpo puede engañarte un poco la báscula si lo haces a diario. Es mejor dejarlo para una vez a la semana y poder ver los resultados más reales.

Si decides hacer un cheat meal que no sea la excusa para dejar el plan de pérdida de peso o de adelgazamiento. Míralo como una parte más del proceso.

No desequilibres tu dieta. Si un día te pasas no dejes de comer al día siguiente para la temida situación de “compensación”. Esto no sirve de nada. Si te pasas un día, no pasa nada, al día siguiente retoma tu forma de comer sana que estabas haciendo hasta ese momento e intenta reducir lo más posibles los días que pecas.

Y sin duda mi último consejo es aprende a comer. No te tomes la vida como una constante dieta, porque esto no ayuda ni a tu cuerpo ni a tu mente.

Aprende a comer sano, a entender que necesita tu cuerpo y como se comporta los nutrientes en el. Así podrás cambiar tus hábitos de comida con más facilidad y a mantenerlos.

Yo he seguido muchas dietas y ninguna me ha funcionado tanto como saber comer, hacerlo sano y entendiendo la comida.

Así que te animo a que lo pongas a prueba, yo sigo un canal de youtube y cuenta de instagram que es muy interesante, es de Sasha Fitness, habla de fitness, de nutrición y del entendimiento de las necesidades del cuerpo.

Espero que os haya gustado, nos vemos pronto y sed felices,

Os dejo más posts sobre cuidados del cuerpo,

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.